La reelección en el Congreso

26-6-2021 • 4 minutos de lectura

Junto con 15 gubernaturas, la renovación intermedia de la cámara de diputados se llevó los reflectores. Además de que el bloque legislativo del presidente retuvo la mayoría a pesar de la pandemia y una economía deplorable, fue también notable que 101 de 300 diputados de mayoría consiguió reelegirse consecutivamente. Si los patrones de la pista municipal fueron, quizás, más interesantes y reveladores, los federales permiten un contraste desde perspectivas comparativa e histórica para dimensionar el fenómeno reeleccionista.

La nota describe el desempeño partidista en distritos federales, controlando si el ocupante (mi traducción del término anglosajón incumbent) volvió a competir o no. Omito lo ocurrido en la pista de representación proporcional, donde también hubo legisladores reelectos.1 El diagrama 1 resume los resultados, adoptando la perspectiva del partido que defiende cada distrito—esto es, en el grueso de los casos, el partido que ganó en 2018, si bien hubo tránsfugas que cambiaron de bancada en el transcurso del trienio.2 La columna del lado derecho enumera los distritos que cada partido defendía: Morena más de la mitad, 163 distritos; el PAN en un distante segundo lugar, defendió 42 distritos; el PT en tercero, con 38.

reel-dipfed2021.png

Figura 1: Diputados federales en la boleta (verdes) y los retirados (azules) en 2021. Fuente: investigación propia con datos del INE y de la Cámara de Diputados.

Las barras horizontales clasifican las victorias del partido y sus derrotas en dos grupos de distritos: aquéllos donde el ocupante compitió por reelegise (verdes) y aquéllos donde no (azules). En el total, 47 por ciento de los 300 ocupantes buscó la reelección consecutiva ante su electorado. Morena y el PAN reeligieron, respectivamente, 42 y 36% de sus ocupantes (en verde oscuro). Pero Morena sumó otro 14% de ocupantes derrotados en las urnas (en verde claro); el PAN, ninguno. Es revelador que la coalición presidencial de Morena, PVEM y PT—que originalmente expresó escepticismo, cuando no franca oposición, a la reelección consecutiva—revelara una ambición estática (la suma de verdes) más aguda que la oposición.

Extrapolando hacia los diputados pluris, en la LXV Legislatura habrá un ocupante reelecto por cada dos novatos. Si a primera vista parecen pocos, la perspectiva comparativa dimensiona este 34%.

La tasas elevadas de rotación en el Congreso son comunes en otras democracias. En Argentina, por ejemplo, del total de diputados que sirvieron entre 1983 y 2001, 85% estuvieron sólo un periodo en el Congreso, y sólo 4% permaneció tres o más periodos (Jones et al. 2002). La reelección consecutiva sin límites no garantiza que los políticos se interesen por ella. El cuadro 1 muestra gran heterogeneidad. En Estados Unidos, el caso típico de ambición estática, la tasa de retorno (porcentaje de representantes que volvió al Congreso el periodo siguiente) alcanza 86 en décadas recientes. La tasa de retorno de los demás casos cae escalonadamente. México supera a Argentina, pero la elección intermedia nos mostró más parecidos a Brasil que a Chile en décadas recientes.

Tabla 1 Reelección consecutiva en cuatro democracias. Fuentes: Figueiredo y Limongi 2001, Jacobson 1997, Jones et al. 2002, Siavelis 2000.
Caso % de legisladores repostulados % de respostulados reelectos % de retorno
Argentina ? ? 15
México 47 72 34
Brasil 70 60 42
Chile 71 83 59
Estados Unidos 95 91 86

La perspectiva histórica muestra que hay margen para cierto optimismo. La Tabla 2 echa un vistazo a la tasa de retorno a la Cámara en la década de los 1920s en México, antes de que la reforma de Calles prohibiera la reelección consecutiva en México (Godoy 2014). El crecimiento acelerado es muy patente: con altibajos, pasó de 18 a 42% entre 1917 y 1930. Cayó hasta 27% en 1932 porque se redujo en más de un tercio el tamaño de la Cámara (a antesala de la reforma callista). Desaparece en 1934 con la entraga en vigor del antirreeleccionismo.

Tabla 2 Diputados reelectos en México hasta la reforma de 1933. Fuente: Godoy 2014.
Año % de retorno
1917 18
1918 25
1920 15
1922 26
1924 25
1926 30
1928 40
1930 42
1932 27
1934 0
media 1917-1930 28

La tasa de retorno de la elección intermedia 2021 rebasó la media de aquellos años. Si la ambición estática se vuelve a manifestar en proporciones similares a las de este año, la tasa de retorno crecerá en los 2020s como lo hiciera en los 1920s.

1 Referencias

  • Argelina Cheibub Figueiredo y Fernando Limongi. 2001. Executivo e legislativo na nova ordem constitucional (Rio de Janeiro: Editora FGV).
  • Luis Fernando Godoy Rueda. 2014. Reelección en la Cámara de Diputados 1917–33: federalismo y ambición política (México DF: tesis ITAM).
  • Gary C. Jacobson. 1997. The Politics of Congressional Elections (4a ed. Nueva York: Longman).
  • Mark P. Jones, Sebastián Saiegh, Pablo T.Spiller y Mariano Tommasi (2002) Amateur Legislator–Professional Politicians: The consequences of party central electoral rules in a federal system, American Journal of Political Science 46(3):656–69.
  • Peter M. Siavelis. 2000. The President and Congress in Postauthoritarian Chile: Institutional Constraints to Democratic Consolidation (University Park: Penn State University Press).

Nota al pie de página:

1

Excluyo del estudio a legiladores electos por representación proporcional en nuestro sistema mixto porque no necesitan construir una coalición electoral y, por ello, presentan mucho menos interés para el estudio de la reelección consecutiva.

2

El transfuguismo fue muy frecuente en la legislatura que concluye, en particular entre diputados del bloque legislativo del presidente conformado por MORENA, el PT y el PES. Para este análisis tomé en cuenta la afiliación partidista del legislador que reportaba la Cámara en su sitio de internet a principios de junio 2021. Los datos se encuentran aquí.

Comentar